La capacitación empresarial es uno de los elementos más valorados del Salario Emocional, así lo muestra el estudio de “Búsqueda de empleo por internet en México” realizado por la Asociación de Internet MX, en donde se muestra que el apoyo para capacitación representa un 50% de los beneficios más buscados al momento de aplicar para un empleo.

Como profesionistas estar capacitados de manera constante representa una ventaja que nos posiciona en un lugar privilegiado de cara a nuevas oportunidades de empleo o incremento salarial; mientras que en el ámbito empresarial, representa la gran oportunidad  de desarrollar equipos con conocimientos especializados, que colaboren en el crecimiento de las organizaciones. 

Por ello, los cursos de capacitación empresarial, deben ser considerados como una inversión rentable en la que debe haber foco permanente, ya que de esto no solo depende mejorar el desempeño de los colaboradores, sino también su percepción de la empresa y su sentimiento de bienestar y compromiso. 

¿Qué es la capacitación empresarial? 

La capacitación empresarial se refiere a las estrategias de formación que llevan a cabo las empresas con el objetivo de que sus colaboradores adquieran conocimientos o habilidades que les permitan implementarlo en su campo de trabajo, innovar y desempeñar sus funciones de una mejor forma.

Ya sea que se trate de:

👌Hard skills, es decir destrezas técnicas para el manejo de algún software o herramienta administrativa, programación web, etc.,

👌Soft skills, entendidas como aquellas habilidades sociales y de comunicación, que hacen que una persona se relacione y se comunique de manera efectiva con otros.

Determinar la necesidad de capacitar a los empleados puede obedecer a varios motivos, tales como:

  • Responder a la evolución de la industria.
  • Solicitud de los colaboradores para realizar mejor sus funciones. 
  • Comprender y ejecutar nuevas responsabilidades laborales.
  • Motivar el crecimiento individual de los colaboradores.
  • Brindar oportunidades de crecimiento a trabajadores con mayor antigüedad, entre otros. 

Por ello, recientemente las empresas han puesto atención en este aspecto y destinado mayores ingresos, ya que es un tema que trae beneficios tanto a nivel personal, como organizacional. 

¿Cuál es la importancia de la capacitación?

Generalmente se cree que las capacitaciones deben darse únicamente cuando las personas ingresan a una organización, sin embargo lo correcto sería que fuera vista como un proceso continuo, porque sin importar cuál sea el sector o la posición laboral, todo está en constante evolución y la capacitación es la forma de permanecer vigente, competente y productivo. 

Mientras las empresas comprendan que la capacitación es importante para ambas partes de la organización en términos de experiencia, conocimiento, motivación y productividad…podrán beneficiarse de los resultados, 

Ya sea que se determine que la capacitación sea interna, externa de forma presencial o incluso en línea, la capacitación empresarial debe ser específica, personalizada, dinámica e innovadora para que quienes participen se sientan atraídos y se convierta en aprendizaje significativo.

¿Cómo saber si mi empresa necesita capacitación?

Existen diversas situaciones que se pueden estar manifestando ya sea en un departamento o en un determinado colaborador, que nos indiquen que es necesario brindar algún tipo de formación, tales como: 

Bajo rendimiento grupal o individual

Cuando un departamento presenta bajos índices de rendimiento o se detecta que cierto elemento no se está desempeñándose de la manera que se espera, podría significar que algo está fallando, que quizá no tiene los conocimientos necesarios para llevar a cabo sus funciones y que es necesario impulsarlo con algún curso de capacitación.

Rotación de personal 

Si la necesidad de cubrir una determinada vacante es constante y los colaboradores logran muy poca antigüedad, quizá se debería considerar la posibilidad de que estén omitiendo algún tipo de inducción o capacitación.

También es indicador de que no se está fomentando el sentido de pertenencia, que también puede ser alentado a través de la formación.

Nuevas formas de trabajar 

Ya sea que la dinámica de trabajo o los objetivos cambien, crezcan los equipos o se empiece a utilizar una nueva herramienta, la capacitación será fundamental.  

Interés de los empleados

También es importante considerar que en ocasiones los mismos empleados son quienes se interesan en cierta capacitación y piden expresamente el apoyo (ya sea económico o de tiempo) para realizarlos, pues ven en esta, la oportunidad de aprender, de sentirse más útiles y poder ejecutar de mejor forma sus actividades.

La recomendación general es que las empresas tomen en consideración estas peticiones y se establezcan medidas para atenderlas, en un esfuerzo por incrementar el compromiso y ver de qué manera aporta a la organización. 

Es importante recordar que estas son solo algunas de las razones que pueden desencadenar la necesidad de formación y que aunque una empresa no se encuentre en ninguna de las situaciones mencionadas anteriormente, no significa que no la requieran, por lo que se debe estar atentos de los indicadores. 

¿Cómo puede beneficiar a mi empresa la formación de los empleados?

El beneficio más importante de la capacitación es el desarrollo del talento humano, pero también las empresas pueden beneficiarse de ellas en aspectos como: 

Logro de objetivos

Tener conocimientos específicos y actualizados, sin duda puede ayudar a los empleados a ejecutar y enfocar sus actividades con mejores resultados.

Incremento del engagement

Brindar todo lo que el colaborador requiere en términos de conocimientos, permitirá que mejore su motivación, actitud, confianza, compromiso y que ponga su mejor esfuerzo en el desempeño de las actividades. 

Fortalecimiento del employer branding

Como un reflejo de las acciones encaminadas al desarrollo del personal y que impacta el bienestar de sus colaboradores. 

Desarrollo de perfiles de liderazgo

La experiencia laboral, más la capacitación en áreas como pueden ser las Soft Skills, pueden crear perfiles altamente competitivos que dirijan a los departamentos de la forma más eficiente, solucionen problemas y tomar mejores decisiones.

¿Cómo diseñar una estrategia de capacitación empresarial?

Una vez que se ha determinado la necesidad de capacitar a ciertos miembros de la organización, se deben considerar aspectos como:

  • Determina las necesidades de la empresa. Se puede llevar a cabo a través de cuestionarios acerca de las áreas que se cree que se deben mejorar. 
  • Fija los objetivos de la capacitación. Define objetivos a cumplir con ella y establecer cómo se puede aplicar a las actividades y colaborar en los objetivos. 
  • Elige el curso y quienes lo tomarán. Este punto sirve para establecer un presupuesto y saber quién deberá capacitarse en qué disciplina. 
  • Supervisa la logística. Se debe establecer el formato, el medio o empresa a través de la cual se impartirá, los profesores, los horarios, etc. 
  • Evalúa el aprovechamiento. Es necesario saber qué se va a medir para después evaluar la efectividad, por lo que desde el principio se deben establecer objetivos e instrumentos que permitan saber el nivel de aprovechamiento del mismo. 

Considera que más allá de números podrás obtener como resultado un cambio en la conducta y en el desempeño general de los colaboradores.

Si tu empresa todavía no apuesta por la capacitación del personal, desde HolmesHR te invitamos a considerarla para hacerle frente a las necesidades emergentes de los diferentes sectores económicos y reunir equipos más comprometidos y seguros de sus conocimientos, que creen mejores ambientes laborales. 


Rotación de personal con un Software RRHH

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.