Para las generaciones que actualmente se encuentran activas en el ambiente laboral, el sueldo ya no lo es todo. 

Desde luego que una remuneración adecuada es importante, pero de acuerdo con el análisis LATAM de Tendencias y Salarios 2022 de Hays, 86% de los colaboradores que planean cambiar de trabajo en los próximos 12 meses, lo hacen en búsqueda de crecimiento profesional, horarios flexibles y oportunidades remotas.

Sin importar cuánto tiempo lleve un colaborador en una empresa, existen circunstancias —personales o laborales—, que pueden hacerlo repensar en su papel en la organización o en su futuro profesional, algunas de ellas puede repercutir en su estado de ánimo y por tanto en su productividad, incluso provocando absentismo, malas actitudes, o incluso renuncias. 

A estas razones ara mantener el bienestar de los colaboradores, se suman indicadores que demuestran que cuando los empleados están satisfechos tienen incluso mayor compromiso con los objetivos de la empresa y muestran mejores niveles de efectividad.

¿Qué hacer ante la desmotivación de mis colaboradores?

Es ahí cuando las estrategias de motivación cobran más sentido que nunca. 

Y contrario a lo que muchos líderes creen, estas no necesariamente implican grandes gastos. Se trata de conocer a los miembros de la plantilla y tener un poco creatividad y disposición para innovar e incluso para transformar a la organización y —de ser necesario— las ideas y prácticas de sus lideres.

¿Cómo empiezo mi estrategia de motivación? 

Teniendo en cuenta sus preferencias, intereses e inquietudes individuales, porque lo que funciona para uno no necesariamente funciona para todos. 

Actualmente, la tecnología facilita la implementación de encuestas y del People Analytics, que mediante la recolección, organización y análisis de datos de los empleados, su comportamiento y opinión.

Lo anterior, no solo optimiza la toma de decisiones, sino que mejora la elección de beneficios laborales permitiendo identificar si nuestra plantilla preferiría diferentes horarios de trabajo, beneficios sociales, desafíos profesionales, conciliación familiar u otros.

Ideas de acciones a implementar

Con la información arrojada por parte de tus colaboradores,  podrás determinar algunas de las acciones a ejecutar en beneficios de su motivación.

Quizá algunas requieran presupuesto o quizá no, todo dependerá de cómo desee manejarlo la empresa y qué tan dispuestos estén a ceder o a invertir.

A continuación te compartimos algunas ideas sin ningún costo:

1. Asegúrate de que sean tratados con respeto

Podría parecer increíble tener que considerar este punto, cuando debería ser intrínseco. Sin embargo, cabe la posibilidad de que la desmotivación se deba a temas de liderazgo o malos tratos por parte de algún miembro del equipo.

Si detectas estos casos, puedes organizar reuniones o entrevistas para platicar sobre lo sucedido y llegar a soluciones concretas. Una política de «puertas abiertas» o «buzón de sugerencias» podrías ser especialmente útil para esta estrategia.

Este punto incluye el respeto al tiempo. Asegúrate de respetar no solo sus jornadas laborales, sino también evitando cambiar o llegar tarde a reuniones, hacer llamadas fuera del horario, etc.

2. Asigna los puestos y responsabilidades de forma adecuada

Tan malo es tener a una persona poco preparada realizando una posición clave, como lo es tener una persona sobrecalificada realizando actividades poco retadoras.

En el primer caso la persona puede presentar inseguridad y estrés debido a la falta de preparación para enfrentar los retos, y en el segundo caso, pueden sentirse aburridos o desanimados.

Como parte del análisis, considera que las capacidades, conocimientos y cualidades de los colaboradores, correspondan con sus funciones. Del mismo modo, si identificas personas con iniciativa podrías proponer un reacomodo de roles y responsabilidades.

En este punto la creación de planes de carrera resulta fundamental.

3. Sé claro con los objetivos

Tanto al inicio de la relación laboral, como después de cierto periodo es necesario establecer de forma muy clara los objetivos y hacerles saber «lo que esperan de ellos». Asegúrate de que sepan cuál es su rol e importancia, así como las expectativas que tienen de su labor.

Esto, además de estimularlos, les brinda seguridad y estabilidad, permitiéndoles verse a futuro en la empresa.

4. Brinda retroalimentación y reconocimientos

Si bien es obligación de los colaboradores cumplir con sus objetivos, todos necesitamos un aliciente para recargarnos de ánimos.

Brindar retroalimentación útil y bien estructurada, así como reconocer el trabajo bien logrado no cuesta nada y significa muchísimo. Con ello, el colaborador se sentirá importante para la organización y le animará a contribuir en lograr el éxito de la compañía.

Un estudio de WorkHuman sobre el impacto del reconocimiento en la retención de empleados, arrojó que al 85% de los encuestados les gusta que se reconozcan sus esfuerzos y contribuciones en el trabajo.

El 78% afirmó que ser reconocido lo motivó en su trabajo; 73% dijo que recibir reconocimiento lo hizo más satisfecho con su trabajo y/o puesto, mientras que el 69% señaló que trabajaría más duro si sus esfuerzos fueran mejor reconocidos y apreciados.

5. Proporciona las herramientas necesarias para realizar sus funciones

Sumado al equipamiento, herramientas o instalaciones optimas que les permitan desempeñar sus funciones de la mejor manera, los colaboradores también requieren capacitación, actualización e incluso cosas tan sencillas como compartirles información que ayude a facilitar sus actividades.

Cosas sencillas como acordar reuniones de actualización de los proyectos, sirven para ayudarles a ser más certeros y evitar que las cosas se tengan que volver a hacer, e incluso para que le compartan inquietudes a su líder o le digan si requieren algo para mejorar su trabajo.

6. Déjalos trabajar

Parece extraño, pero existen casos de lideres tan controladores que no permiten que sus colaboradores se desempeñen como saben hacerlo y prácticamente solo reciben indicaciones. También existen otros que constantemente les piden documentar todo lo que hacen o hacer un sinfín de reportes.

Esto, además de ir completamente en contra de la capacidad de delegar, atenta en contra de la proactividad, innovación y desarrollo de los colaboradores, y puede llegar a «asfixiarlo».

7. Ofrece oportunidades de crecimiento

Entre los beneficios que buscan los colaboradores, el crecimiento profesional es uno de los más comunes. Y es normal, todos queremos saber que hay futuro para nosotros, que si nos esforzamos habrá recompensa y la oportunidad de crecer, mejorar nuestro salario y condiciones.

Al igual que en el punto 2, desarrollar planes de carrera es fundamental.

8. Despéjense un rato

Sin duda la productividad es lo más importante para toda empresa, pero mantener una cultura en la que solo se piense y hable de trabajo, y en la que se considere que todo lo demás son distracciones, no hace más que generar un ambiente tenso e incomodo del que cualquier querría huir lo antes posible.

Este es el único punto que puede incluir algún tipo de gasto (aunque puede ser que no), ya que recomendamos organizar de vez en cuando alguna actividad recreativa que permita a los empleados, convivir pero alejar su mente del trabajo, con el objetivo de fortalecer los vínculos entre los integrantes.

Podría tratarse de una salida a comer, invitarles a una carrera, una convivencia con las familias o hasta una salidita al gotcha. Actualmente existen muchas empresas dedicadas a organizar actividades de team building o afterworks.

PLUS: Implementa los horarios flexibles

Aunque este es un beneficio cada vez más común, no quisimos omitirlo como una estrategia para mantener los niveles de motivación .

Existen diferentes tipos de esquemas flexibles que facilitarán la conciliación de la vida personal de tus colaboradores, ayudarles a ahorrar tiempo y dinero en traslados, e incluso permitirles desarrollar habilidades de autogestión, al mismo tiempo que la empresa reduce los índices de absentismo y rotación.

Si bien la tecnología ayuda a conocer al personal, también es importante procurar mantener cierta cercanía con ellos. En empresas numerosas o internacionales no será sencillo, pero créeme, hacerlo beneficia la cohesión y cultura de la empresa.

Si te gustaría conocer cuáles son las preferencias, intereses y opiniones de los colaboradores, el módulo de encuestas personalizadas de HolmesHR sin duda, es la solución. Solicita una demo 👇

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.