Twitter ha anunciado el despido masivo de más de 3,700 empleados como parte su proceso de reestructuración tras ser adquirida por Elon Musk.

Está claro que los cambios en el alto mando se reflejan en el resto de organización implicando cambios tanto positivos como negativos. Sin embargo, la reciente compra de Twitter ha demostrado como una mala planeación puede poner en riesgo el rumbo de la empresa.

A continuación, te contaremos cómo enfrentar las consecuencias de la falta de planeación en una reestructuración y como manejar un despido masivo.

¿Despido masivo o Downsizing?

Desde que se concretó la compra de Twitter por parte de Elon Musk comenzaron los rumores sobre una inminente reestructuración en la organización y recorte de personal.

Sin embargo, lo que nadie esperaba es que esto resultaría en el despido masivo de 3,700 empleados, poco más de la mitad de la plantilla laboral total.

A esta práctica se le conoce como Downsizing y se produce cuando la empresa debe reducir la cantidad de personal, principalmente porque la organización atraviesa por una situación en la que no queda más remedio para sobrevivir.

La medida en la cual se plantea esta estrategia puede generar beneficios para la empresa o, por el contrario, generar más inconvenientes.

La falta de planificación y cálculos que respalden las decisiones puede generar una serie de efectos negativos en los colaboradores que van desde la reducción de la motivación laboral hasta una fuga de talento producto del estrés y la desconfianza con la empresa, además de afectar su imagen frente a los distintos públicos.

“El 76 por ciento de los consumidores manifestó que no desean relacionarse con compañías que traten mal a sus empleados, comunidad o medio ambiente.”

Según el estudio de PwC, 2021 Consumer intelligence Survey ESG.

Para conocer más a detalle qué es el Downsizing y cómo llevar a cabo una estrategia efectiva, de la mano del equipo de Holmes HR, te invitamos a consultar nuestro blog dedicado al tema.

Downsizing: menos colaboradores, mayor rendimiento

¿Cómo terminar la relación laboral?

Una vez que se realizaron los cálculos adecuados para continuar con la reestructuración, sigue el paso más difícil, comunicar a los colaboradores que su relación con la empresa ha terminado.

Este puede ser un proceso difícil de enfrentar para los empleados ya que supone un duelo en estricto sentido, un mal manejo de la situación puede afectar incluso el correcto funcionamiento de la empresa.

En el caso de Twitter el proceso fue precipitado pues incluso antes de que fuera oficial la noticia, varios de los empleados vieron cortado su acceso a los ordenadores corporativos y al servicio de mensajería interna, el resto recibió un mail que decía “Hoy es tu último día de trabajo en la empresa”, según fuentes citadas por Bloomberg.

Evita que un excolaborador se vuelva en tu contra

La forma tan deshumanizada y repentina de comunicar el fin de la relación laboral con la empresa encendió las alarmas, supuso un proceso de estrés para varios de los excolaboradores y para otros resultó indignante, lo suficiente para compartir por distintos medios el modo en el que repentinamente se habían quedado sin empleo.

“Si un excolaborador tiene una mala experiencia, es probable que se convierta en adversario, no recomendará a tu empresa y posiblemente irá comentando todo aquello que vivió y con el tiempo, eso puede perjudicar a la empresa”.

Mencionado en un artículo anterior.

Para evitar cualquier tipo de problema durante este proceso es imprescindible contar con los protocolos adecuados que indiquen los pasos a seguir en estas situaciones, notifique las bajas con tiempo ya que la forma en la cual se comunica y cómo se procede es fundamental para asegurar que el funcionamiento de la empresa siga su curso con normalidad.

Conoce cómo llevar a cabo la desvinculación de personal asegurando los mejores términos para ambas partes:

Offboarding, la importancia de decir adiós en los mejores términos

Mantén el ritmo de trabajo

Otro aspecto denunciado por los empleados de Twitter fue la manera en que aumentó la cantidad de tareas que tenían que realizar después de haberse efectuado los despidos. 

Y es que resulta fundamental contar con una adecuada planeación y gestión de las tareas por realizar ya que la falta de personal provoca que los colaboradores sientan que las cargas de trabajo se han vuelto excesivas e incluso injustas en poco tiempo.

¿Qué aprendemos del caso Twitter?

La reciente adquisición de Twitter no solo ha representado una de las transacciones más importantes de los últimos años, también ha demostrado que una decisión así debe estar respaldada por una estrategia igual de grande, que contemple el papel de los colaboradores como pieza clave de la organización.

La falta de experiencia en el liderazgo puede conducir a una mala toma de decisiones y será responsabilidad del departamento de recursos humanos sortear las crisis que se deriven de ellas. Sin embargo, la mejor estrategia para enfrentar las crisis es evitando que surjan en primer lugar.

Si lo que buscas es que tus decisiones permitan que tu organización resista la prueba del tiempo, lo ideal será contar con un equipo comprometido y una planeación capaz de afrontar desafíos como el que enfrentan Twitter y Meta.

Solicita una demo de nuestro software, sé más estratégico y descubre cómo cumplir las metas de tu organización.

Software gestión de RRHH

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.