Medir la productividad de los colaboradores es una actividad clave para cualquier empresa que busca ser competitiva.

Para ello, muchas han optado por el uso de herramientas digitales que además de simplificar y agilizar estos procesos, les brindan mayor objetividad y precisión, de manera constante y automatizada.

Pero, ¿cómo afecta al rendimiento de los trabajadores sentirse observados? ¿Tiene un impacto negativo o positivo? sobre esto trata el efecto Hawthorne del que te platicaremos a continuación.

¿Qué es el Efecto Hawthorne?

Se llama efecto Hawthorne a la manera en que la observación o estudio de un trabajador afecta a su comportamiento y su rendimiento.

¿De dónde surgió este concepto?

Entre 1924 y 1932 la empresa Hawthorne Works encargó una serie de estudios para conocer cómo era que distintas variables podrían afectar la productividad de sus empleados.

Los datos recopilados no provocaron interés hasta que en 1950, el investigador Henry A. Landsberger descubrió que el desempeño de los trabajadores variaba de manera significativa cuando se sentían observados.

De acuerdo con sus conclusiones, la mayor parte de los colaboradores modificaba sus rutinas y la intensidad de su actividad cuando se le observaba de forma directa y previamente comunicada, contrario a lo que sucedía cuando el trabajador era observado sin ser consciente de ello.

¿Cómo impacta en la productividad el efecto Hawthorne?

De acuerdo con los estudios originales, la consecuencia más importante del efecto Hawthorne es que los trabajadores tienden a aumentar su rendimiento cuando son supervisados, sin representar la única razón por la cual mejora el desempeño.  

Por ejemplo, los trabajadores presentan un rendimiento mayor cuando los supervisores muestran interés en su actividad, lo que como podemos deducir, significa que los colaboradores se sienten más motivados cuando saben que su esfuerzo será reconocido. 

Es decir que el efecto Hawthorne es verdaderamente positivo cuando la observación se relaciona con el reconocimiento. Si por el contrario, la supervisión se limita a corroborar el cumplimiento de la jornada laboral y las tareas asignadas, el rendimiento laboral no mejorará de manera realmente significativa.

¿Cómo incide el efecto Hawthorne en las empresas actuales?

Debido a la gran cantidad de factores, características y criterios de supervisión que pueden variar de empresa a empresa, los hallazgos de Landsberger podrían verse alterados.

Por ello un grupo de investigadores a cargo del profesor Elton Mayo de Harvard, se encargaron de generalizar el efecto Hawthorne, observando una serie de efectos válidos para cualquier tipo de compañía, las cuales tienen vigencia en las empresas actuales:

Las aptitudes no explican por completo la productividad de un colaborador

Parecería lógico pensar que las habilidades y capacidades de un trabajador son las que definen su potencial laboral. Sin embargo, lo cierto es que los factores sociales, el clima laboral y su actitud influyen en gran medida.

La interdependencia existe en todos los casos 

Los investigadores de Harvard concluyeron que, incluso en los puestos aparentemente desconectados entre sí, existía una mínima interdependencia entre los colaboradores. Así que a través del estudio del efecto Hawthorne se constató un sistema informal de equilibrios entre los empleados.

Menos organización, genera menor rendimiento

Otra conclusión muy destacada es que los empleados rinden menos cuando en la organización no hay pautas claras para cumplir las tareas o carecen de la supervisión correcta.

Los equipos modifican conductas individuales

Aun sabiéndose observados, los miembros de un equipo de trabajo tienden a seguir los mismos criterios y normas al momento de cumplir sus tareas, contrario a lo que se aprecia cuando trabajan de manera individual.

Acciones con poca lógica

Aun siendo observado, el colaborador tiende a realizar acciones carentes de lógica desde un punto de vista estrictamente productivo. La moral, el compromiso o la experiencia explican muchas acciones cotidianas que, aparentemente, no son racionales.

Flexibilidad horaria y mejora del rendimiento

Esta cuestión va más allá del efecto Hawthorne pero de igual forma se relaciona con la supervisión.  Las empresas pueden beneficiarse de mayores niveles de productividad si ofrecen ciertas facilidades para adaptar la jornada laboral a las necesidades de los empleados.

Beneficios del efecto Hawthorne para el trabajo

Tras la observación y supervisión de los colaboradores, las empresas pueden obtener beneficios que les permitan optimizar la gestión del talento, tales como:

Fortalece y afina el estilo de liderazgo ideal. Al identificar en qué medida equilibrar la supervisión con el reconocimiento; así como la forma en que mejor trabajan los individuos y los equipos, es posible optimizar la toma de decisiones, la implicación, motivación y desempeño de la plantilla. 

Optimiza los planes de carrera. La observación de la actividad diaria puede ser un gran estímulo para que los trabajadores se motiven y animen a demostrar sus capacidades, lo que permite identificar a quienes son candidatos a planes de carrera.

Evitar que los problemas escalen. Observar el efecto Hawthorne permite detectar rápidamente los problemas que surgen en el día a día y evitar que escalen y se conviertan en un obstáculo importante para el correcto funcionamiento de la empresa.

Cálculo para la rentabilidad de los proyectos. El efecto Hawthorne también puede ser de utilidad para definir mejor la rentabilidad de cada proyecto, teniendo en cuenta los aspectos que condicionan el rendimiento laboral.

¿Cómo aplicar el efecto Hawthorne en tu organización?

Para aplicar de manera eficaz el efecto Hawthorne y aprovechar sus ventajas, es recomendable que las empresas lleven a cabo iniciativas como:

  • Promover un clima de cooperación y transparencia, en el que predomine la confianza entre los supervisores y colaboradores.
  • Realizar cambios escalonados con base en las necesidades de los colaboradores y las observaciones para mejorar el rendimiento laboral.
  • Dinamizar la jornada laboral en la medida de lo posible, con el objetivo de evitar el aburrimiento y reforzar la motivación e involucramiento de los empleados.
  • Innovar aspectos de la operación y fomentar la capacitación continua, para conseguir mayores niveles de atención y motivación.
  • Combinar el efecto Hawthorne con el reconocimiento para optimizar el trabajo individual, así como con actividades de Team Building para mejorar el clima de trabajo y favorecer la colaboración.

El efecto Hawthorne no tiene una fórmula estándar para medir exactamente cómo impacta la observación en el rendimiento de tus trabajadores, sin embargo representa una forma más de conocer y analizar el desempeño, que bien se puede complementar con otros instrumentos para la identificación de fortalezas y necesidades, tanto de los colaboradores como de las empresas, tales como las evaluaciones, encuestas de clima o encuestas personalizadas.

Encuestas de clima

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.