A Groucho Marx se le atribuye la frase: “Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero, ¡pero cuestan tanto!”. Estas ingeniosas palabras podrían ser enmarcadas en las paredes de las oficinas de recursos humanos porque esconden uno de los mayores tesoros: el salario emocional

El dinero importa, sin duda, pero hay otros factores que como seres humanos nos sacan una sonrisa y nos motivan a ser mejores cada día. Detrás de cada empresa exitosa, hay trabajadores satisfechos con el salario emocional obtenido por realizar sus labores en un entorno agradable.

Lo mejor de todo es que, a diferencia de lo que pensaba Groucho Marx, implementar una política de salario emocional y conseguir felicidad laboral NO es caro. Se requiere de honestidad, creatividad, ingenio, organización y una mejor toma de decisiones, cinco de los pilares con los que construimos HolmesHR, el software que se ha convertido en el mejor aliado del área de recursos humanos de las empresas.

Contrario a lo que podría pensarse, la cultura empresarial juega un rol mucho más importante que el dinero en cuanto a la satisfacción laboral se refiere. 

Una encuesta de Glassdoor realizada a 5,000 adultos de cuatro países encontró que 65 % de los empleados consideran que la cultura empresarial es una de las principales razones para permanecer en su trabajo. Además, el 56 % de los entrevistados afirman que la cultura empresarial es más importante que el salario cuando se trata de medir la satisfacción laboral

Cuando comprendemos que el dinero no compra la felicidad, el concepto de salario emocional adquiere un valor único. 

¿Qué es el salario emocional y por qué es importante?

El salario emocional se refiere a los incentivos y retribuciones no económicas que obtienen los empleados en una empresa u organización. Son los beneficios y valores extras que motivan a los trabajadores a dar lo mejor de sí en sus actividades diarias, mientras se sienten ilusionados con el futuro laboral a largo plazo. 

La estrategia de salario emocional puede ser puesta en marcha hasta en empresas que cuentan con un equipo pequeño y que disponen de recursos limitados. 

Para empezar, lo más importante es tener claro los pilares que conformarán nuestro programa, ser conscientes de las capacidades propias, diseñar actividades al alcance de los objetivos planteados, evaluar los riesgos y medir los beneficios obtenidos. 

Ideas de salario emocional para implementar cuanto

Reconoce los méritos, hazlos visibles…

Una de las mayores satisfacciones laborales es obtener reconocimiento de nuestros colegas por algún proyecto implementado y una meta alcanzada. Un diploma enmarcado con el nombre, la foto y el logro alcanzado puede ser un regalo único e invaluable. El empleado lo agradecerá y cada que lo vea será la chispa que necesita para ir por los siguientes objetivos. 

Capacitación y plan de carrera

Todos podemos estar de acuerdo en que el trabajo es necesario para poder satisfacer nuestras necesidades básicas. Pero la gran mayoría de las personas persiguen nuevos retos profesionales que los impulsen cada día y los alejen de esa pesadilla llamada estancamiento. Por eso es importante identificar las fortalezas de cada integrante, trabajar en los puntos débiles y crear un plan en conjunto para el desarrollo de sus capacidades

Una parte fundamental para el desarrollo profesional de cada individuo es fomentar y apoyar, cuando es posible, las capacitaciones, cursos y entrenamientos que permitan explotar las cualidades y aprendizajes de cada uno. Si conseguimos que haya empleados más preparados, no solo se sentirán más satisfechos, también terminarán por beneficiar a las organizaciones con sus conocimientos y habilidades adquiridas. Los beneficios de la formación profesional son evidentes: ¿quién no quiere tener a los mejores en su equipo?

El Home Office como beneficio

La situación global del coronavirus forzó cambios radicales en las dinámicas laborales. Uno evidente fue el Home Office. Para muchos empleados, el trabajo en casa resultó beneficioso para su bienestar, al ahorrarse el tiempo que destinaban a trasladarse a la oficina, lo que se tradujo en un menor gasto en transporte y en aprovechar ese tiempo en actividades recreativas y personales.

No obstante, algunas organizaciones se vieron afectadas por un menor rendimiento de sus empleados, por lo que siempre es importante evaluar los riesgos que conlleva este cambio.

Por fortuna, ahora es posible gestionar equipos vía remota, controlar los horarios, mantener la comunicación y mejorar la productividad y eficacia. Todo es cuestión de aprovechar la tecnología que ofrecen empresas como HOLMESHR para digitalizar la gestión de recursos humanos. 

Flexibilidad horaria

Una vez que implementamos una mejor gestión digital para optimizar procesos, debemos mostrar apertura a las necesidades de cada individuo en las empresas. Nos referimos al horario flexible, un buen componente del salario emocional en las empresas, ya que permite que ciertos individuos tengan un mejor balance entre su vida laboral y personal, mediante el reacomodo de horarios, siempre y cuando no se descuiden los plazos y los objetivos solicitados en cada tarea. Esta acción ayuda a potenciar la productividad. 

En esta misma línea de aparente costo cero para la empresa podríamos implementar la política de que los empleados puedan salir más temprano los viernes. Una jornada laboral de 08:00 a 15:00 horas parece razonable y puede ser determinante para incentivar a los trabajadores con poner el máximo de su esfuerzo, mejorar su rendimiento y ganar algunas horas del fin de semana para las actividades personales que ellos escojan. Al final, la evaluación con métricas de este tipo de políticas (horario flexible y salir temprano los viernes) son nuestro mejor aliado.

Celebrar días especiales

Aunque se ha vuelto más común en los últimos años, algunas empresas no tienen registro de cuándo cumplen años sus empleados y, por lo mismo, no tienen detalles hacia ellos este día. Festejar a los trabajadores con un pastel no solo hará que se sienta valorado el cumpleañero, también fomentará lazos y una mejor convivencia en la organización, al destinar unos 20 minutos de la jornada para cantar las mañanitas, conversar con los colegas y tomar un breve descanso de las actividades. 

Actividades y convivencia grupal

Una vez al mes es posible dedicar una hora y media para una convivencia grupal en la que no se hable de proyectos en curso o fechas límites de entrega. Se trata de dar la palabra a todos los integrantes para que expresen cómo se sienten, qué les preocupa o emociona en ese momento de sus vidas y jugar a que cada uno mencione su película o actividad recreativa favorita, lo que servirá no solo de relajación de las labores, también podría ser una pieza clave para formar un equipo más unido y compacto.  

Otra actividad que no tiene un costo para la empresa, pero sí muchos beneficios para los trabajadores, son los ‘active breaks’, como se le conoce a esos pequeños recesos de diez minutos cada dos o tres horas para ponerse de pie y hacer alguna actividad física, que puede ser caminar, estiramientos o posturas de yoga. Esto ayuda a reducir el estrés, a mejorar la concentración y aumentar la productividad. 

Dependiendo de los recursos de la empresa, implementar un comedor puede ser una gran opción para aumentar la satisfacción laboral y fomentar la convivencia grupal. Si ofreces desayunos saludables a un bajo costo los trabajadores lo agradecerán. 

Mantener felices a los trabajadores aporta claros beneficios

Los beneficios para los empleadores de implementar una adecuada política de salario emocional en las organizaciones son realmente valiosos. 

  • Te permiten atraer talento. 
  • Obtener lealtad de los trabajadores, ya que se sentirán identificados con la cultura empresarial. 
  • También ayuda a conseguir el ansiado compromiso de los trabajadores en el desempeño de sus labores, mientras se mitiga el ausentismo laboral. 
  • Retener el talento: ¿quién quiere abandonar un lugar en el que se siente feliz? 
Rotación de personal con un Software RRHH

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.