Existen incentivos que además de representar grandes beneficios para los colaboradores, también lo son para las empresas. Esto, porque además de lo positivo que es tener colaboradores felices, leales y satisfechos, algunos de ellos implican deducibilidad de impuestos. 

A continuación presentamos qué son, cuáles son los más comunes en el ámbito empresarial y cómo puedes elegir los adecuados para tus colaboradores. 

Empresas con una cultura de felicidad tienen hasta un 66% menos de bajas laborales.

Forbes

Incentivos: ¿Qué son y cuáles son los más comunes?

Los incentivos son estímulos que se hacen a una persona, grupo o sector, con el objetivo de elevar la producción y mejorar el rendimiento.

En el caso de las empresas, los beneficios adicionales al salario, tienen el objetivo de reconocer el trabajo de sus colaboradores y colaborar en el incremento de su motivación, productividad y satisfacción.

Tipos de incentivos

Los incentivos laborales pueden ser de diferentes tipos, sin embargo las más comunes se refieren a lo monetario, clasificándolos de la siguiente manera: 

Incentivos económicos

Se trata de aquellos que implican una retribución económica, significado una mejora salarial o pago adicional. En esta clasificación podemos encontrar:

  • Bonos. Ya sea de puntualidad, productividad o incluso de permanencia, éstos premian el cumplimiento de cierta meta preestablecida.
  • Gratificaciones grupales. Pueden ser por departamento y se dan por haber rebasado la meta general.
  • Comisiones. Se trata de un porcentaje del valor total de una transacción, usualmente  contemplado en el salario de los vendedores. 
  • Vales de despensa. Uno de los más valorados por colaboradores y empresas, ya que además de representar la oportunidad de compensar el descuento de los impuestos y poder canjearlos en diversos establecimientos, también representan beneficios para las empresas, al permitirles deducir en un 53% sobre ISR.

Esto gracias a que la Reforma Fiscal ha designado que los gastos realizados por una empresa para el bienestar y aumento de calidad de vida de los colaboradores puedan deducirse si dichas prestaciones no disminuyen entre ejercicios fiscales.

Incentivos no económicos

Se trata de aquellas acciones encaminadas a mejorar las condiciones laborales del colaborador.
Estos pueden ser de una gran variedad siendo los más comunes: 

  • Flexibilidad horaria
  • Seguros de vida
  • SGMM
  • Transporte
  • Actividades recreativas
  • Servicio de comedor
  • Becas para seguir estudiando

Como vemos, los incentivos no tienen porqué representar un gasto para las empresas, por eso están siendo cada vez más utilizados, como un atractivo adicional a las condiciones laborales, que en ocasiones puede incluso compensar el salario. 

Elegir el incentivo ideal 

No todos los incentivos surten efecto en todo los colaboradores, puede depender de su edad, género o situación particular, quizá para alguno pueda resultar interesante un aumento de salario, pero quizá otros valoren más la flexibilidad horaria, el teletrabajo o más vacaciones.

Por ello el área de RR.HH. debe encargarse de estudiar a su plantilla y establecer qué puede resultarles de interés o si resulta muy complejo, buscar los que puedan aplicar de forma general.

Comparte los beneficios con tus colaboradores

Ya sea que se trate de incentivos económicos o emocionales, con HolmesHR tendrás un espacio para compartirlo con tus colaboradores a través de listas en las que tú, como administrador podrás incluir detalles sobre el beneficio y cómo obtenerlo, elegir el orden en que serán mostrados, segmentar beneficios por departamento, destacar alguno al que quieras darle mayor importancia u ocultarlo en caso de que no esté vigente.

Conoce todo lo que Holmes puede hacer por ti

Rotación de personal con un Software RRHH

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.