La tecnología no deja de avanzar y cada vez surgen más y más novedades que incluso hace un par de años no hubiéramos sido capaces de imaginar o que las veíamos como algo exclusivo de juegos, series o películas de ciencia ficción. 

Un concepto que ha cobrado relevancia en los últimos tiempos es el de los metaversos, entornos digitales en donde las personas interactúan incluso de forma económica, eliminando las limitaciones del mundo real. 

Pero aún quedan muchas dudas sobre qué son, cuál es su alcance y cómo pueden contribuir a agilizar los procesos del área de Recursos Humanos. 

¿Qué es un metaverso? 

Es un universo digital interconectado a otros entornos en los que es posible interactuar por medio de un avatar (personaje tridimensional personalizado). Se accede a través de dispositivos tecnológicos como gafas de realidad virtual, sin importar la ubicación física de cada uno.

Se trata de una nueva forma en la que los humanos interactúan con la tecnología. 

¿Cuáles son las características de los metaversos? 

Para comprender mejor el concepto de estos espacios virtuales o metaversos, te compartimos algunas de sus características principales: 

1. Espacios interactivos en donde los usuarios son partícipes de los cambios que ocurren a su alrededor.

2. Entornos corpóreos y al igual que el mundo tangible que conocemos, están sujetos por leyes de la física y existe escasez de recursos.

3. Persistencia y autonomía, es decir que pese a que no se esté usando o participando en él, éste sigue funcionando. 

4. Descentralización, es decir que no es propiedad de una empresa o una sola plataforma, sino de sus usuarios, quienes pueden controlar sus datos privados.

5. Sin barreras físicas o límites de usuarios. Es un espacio infinito que puede ser usado por muchos usuarios al mismo tiempo, eligiendo qué tipos de actividades pueden realizarse. 

6. Los usuarios pueden participar en economías virtuales por medio de criptomonedas. Es decir que pueden comprar, vender e intercambiar artículos como activos digitales (avatares, ropa virtual, entradas para eventos, etc.)

¿Qué se puede hacer en el metaverso?

Desde deambular y pasar el rato, hasta asistir a centros comerciales, galerías de arte o plazas, hablar con otras personas, jugar, asistir a conciertos, conferencias o reuniones, e incluso comprar terrenos virtuales y habilitar o construir edificios.

Algunos entornos permiten la posibilidad de obtener un trabajo que —al igual que en la vida real— comienza con un perfil bajo y con el tiempo y la experiencia puede ascender.

¿Qué impacto podrían producir los metaversos en el mundo?

Conforme se vaya asimilando este uso de la tecnología e incremente el número de entornos y comunidades, más personas estarán conectadas.

Para el ámbito de los negocios significarán nuevos espacios para desarrollarse, y prácticamente todas las industrias podrán ser beneficiadas, tal y como ya lo están haciendo los sectores inmobiliario, farmacéutico, educativo, financiero, entre otros. 

Para la sociedad será literalmente «un nuevo mundo de posibilidades» para ser formar parte de eventos, espectáculos, realizar intercambios comerciales, recibir capacitación o formación profesional, entre otras modificaciones de sus hábitos.

Metaverso y Recursos Humanos

Para el departamento de Recursos Humanos, el metaverso representa amplias posibilidades para optimizar sus procesos. 

Y es que desde hace un par de años hemos sido testigos de incipientes intentos de sumar la gestión de capital humano a estos espacios.

Por ejemplo los eventos virtuales de búsqueda de empleo, en donde las empresas participan como expositoras en espacios a los que las personas acceden mediante una plataforma digital, para conocer sus vacantes, requisitos y beneficios, o en las que presentan alguna ponencia relevante para los asistentes. 

Recientemente han surgido empresas dedicadas por completo a ofrecer plataformas que apoyan los procesos de selección de personal y la evaluación de competencias, permitiendo realizar ejercicios de  role play para conocer de qué forma un candidato se desenvolvería en una circunstancia similar a la que experimentaría en el día a día, o exponer a un colaborador a cierta situación para conocer su reacción. A partir de ello es posible crear perfiles de conducta y tomar decisiones mejor fundamentadas. 

Aunque no podemos ver el futuro, todo apunta a que en unos años muchísimas empresas empezarán a sumarse a estos ambientes (se estima que alrededor de 160 compañías ya iniciaron) y con ello tendrán que hacerlo sus departamentos de RR.HH., desde temas como la búsqueda y selección de talento, hasta el fortalecimiento de la cultura organizacional, la mejora de espacios corporativos, el onboarding y la capacitación.

Otras aplicaciones del metaverso en recursos humanos podrían ser:

  • Restructuración de lo que entendemos como reuniones virtuales.
  • Espacios laborales que transiten entre lo físico y lo digital, atendiendo las preferencias de la plantilla.
  • Mejora en la adquisición y gestión de los recursos.  
  • Nuevos canales de comunicación e interacción en entornos virtuales. 
  • Reorientación de las capacitaciones.
  • Evaluaciones de desempeño.
  • Acercarse a los profesionistas de las nuevas generaciones .
  • Involucrase con las posiciones laborales del futuro.

Y mucho más.

Prácticamente cualquier cosa que nos imaginemos sería posible llevarla a cabo en estos nuevos entornos virtuales, con mayor agilidad e incluso invirtiendo menos tiempo y recursos económicos, que los que implicaría hacerlo en el mundo real.

Como ves, la gestión de los Recursos Humanos no queda fuera de las increíbles innovaciones tecnologías y como profesionista del sector no puedes ni debes quedar fuera.

Conocer y empezar a involucrarte en integrar la tecnología a tus procesos, poniendo a los colaboradores al centro de cualquier estrategia, es parte de llevar tu propio perfil profesional al siguiente escalón.

Empieza a involucrar la tecnología a tus actividades diarias, de la mano de HolmesHR.

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.