Que una empresa establezca las metas a las que quiere llegar puede resultar muy sencillo. El verdadero desafío es definir la forma en cómo llegar a ellas. 

La planificación estratégica es una guía para ayudar a las empresas a encaminar sus esfuerzos directo hacia el éxito y es a través de ella que puede visualizar objetivos concretos a corto, mediano y largo plazo e irlos conquistado para al final obtener un resultado general.

Si te gustaría implementar una, te invitamos a que continúes leyendo esta información.

Oferta Buen Fin Plataforma de RRHH

¿Qué es una planeación estratégica?

La planeación estratégica es una herramienta de gestión que permite establecer el proceso mediante el cual las empresas toman decisiones, delimitan plazos y asignan sus recursos para el logro de los objetivos previstos, tomando en cuenta los cambios y demandas de su entorno.

Es un proceso que involucra y compromete a toda los equipos y niveles que conforman la organización en la búsqueda por alcanzar las metas establecidas, guiados por una misma línea de trabajo, lo que convierte en una herramienta fundamental para la toma de decisiones al interior de cualquier organización.

¿Por qué hacer una planeación estratégica?

Con las crisis, los cambios y las adaptaciones que se dan en las empresas a lo largo de los años, es común que se pierda el sentido de la misma y se modifiquen las formas de trabajar, lo que en ocasiones puede significar una distracción en su camino hacia la meta. 

La planeación estratégica brinda un marco real para que, tanto los líderes, como colaboradores comprendan y evalúen la situación de la organización. Además alinea los esfuerzos del equipo, establece el quehacer de cada uno de ello, los orienta hacia un mismo objetivo y genera un ambiente de responsabilidad y satisfacción compartida, una vez alcanzado el éxito.

Otro de los objetivos de la planeación estratégica es el de evitar dejar cosas a la opinión, intuición e improvisación, lo que reduce las probabilidades de errores e incrementas las de éxito. 

Recuerda que cuando en una empresa no hay un plan, cada elemento de la organización puede irse por su propio camino y a su propio ritmo, desconociendo que existen unas metas y compromisos conjuntos.

¿Quién realiza el plan estratégico?

Si bien el desarrollo del plan es una tarea que debe liderar una persona asignada por la dirección de la empresa, la ejecución y seguimiento es tarea de todos los integrantes.

Dado que se busca identificar cada problema y oportunidad de la empresa a nivel general, lo ideal es que se involucre a cada miembro de la organización, sin importar el cargo o la jerarquía que tenga, ya que todos aportan un poco para la realización de las metas globales y contribuyen al éxito de los objetivos.

Consideraciones claves para la planeación estratégica

Al elaborar un plan estratégico es importante tomar en cuenta ciertos aspectos clave:

Proceso sobre la marcha

No basta con decirse a hacerlo y plasmarlo en un documento. Para que sea útil, es necesario ejecutar todas la acciones enlistadas, mismas que deberán incluir responsables, plazos y KPI`s individuales. 

Comunicar el plan estratégico

¿De qué serviría tenerlo si nadie supiera de él? El plan debe ser del conocimiento de todos los integrantes de la organización, no solo de los directivos. Lo mejor es comunicarlo y explicar a detalle los roles y lo que se espera de cada uno de ellos. 

Considerar el contexto 

Si bien es necesario conocer el estado interno de una empresas y el de sus competidores, entender el contexto social en que se desenvuelve y considerar los aspectos externos que la impactan, es fundamental.

Liderar con inspiración

Toda novedad e implementación debe estar liderada por una persona capaz de motivar y fomentar el compromiso de los colaboradores, dicha persona deberá ser la más inspirada y fungir como apoyo e impulsor del cambio. 

Trabajar en equipo

Como un proceso que requiere de la participación de todas las personas en la organización, la planeación requerirá de la capacidad de desarrollar las tareas individuales de manera efectiva, pero con la apertura de colaborar en lo posible con los compañeros.

Beneficios de la planeación estratégica

Ya dijimos que tener una planeación estratégica permite actuar de forma proactiva en lugar de reactiva, pero además de ello, puede representar muchos otros beneficios para las dinámica de las empresas, tales como: 

  • Formalizar las pautas de trabajo de cada miembro de la organización.
  • Asentar las responsabilidades individuales.
  • Fomentar la disciplina, la comunicación y el trabajo de equipo.
  • Facilitar la identificación de prioridades para la organización.
  • Establecer una metodología para enfrentar las oportunidades y los problemas. 
  • Permite ser proactivos y no reactivos. 
  • Reducir las probabilidades de riesgo y la incertidumbre.
  • Incrementar la eficiencia de los procesos. 
  • Instaurar una estructura para coordinar y controlar las actividades.
  • Distribuir y optimizar los recursos de la empresa.
  • Exponer de forma clara los objetivos y los resultados.
  • Afianzar el compromiso, la motivación y la satisfacción de los empleados.
  • Brindar al equipo un sentido de dirección y propósito.
  • Identificar y proporcionar herramientas para una mejor toma de decisiones.
  • Enfocar las decisiones hacia el cumplimiento de objetivos.
  • Ahorrar el tiempo invertido en corregir decisiones erróneas o en acciones poco fructíferas.

¿Cómo hacer una planificación estratégica?

Para ejecutar correctamente una planificación estratégica, es necesario seguir una serie de pasos:.

Realiza un diagnóstico de la situación actual

El análisis FODA o SWOT, es el primer paso para realizar la planeación e implica analizar a la empresas desde dentro para entender el estatus actual. 

Básicamente, se trata de enumerar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de la organización y aquellas que, aunque son externas, le impactan.

Define la identidad organizacional

Para identificar y destacar a tu organización del resto, es necesario establecer una filosofía organizacional (misión, visión y valores), entendiéndose como la declaración de la razón de ser de tu empresa y de aquello en lo que se quiere convertir con el tiempo. Ésta también colabora en la definición del plan que habrá que seguir para el cumplimiento de las metas. 

Es fundamental reforzarla en todo momento y garantizar que se extienda en todos los ámbitos del negocio.

Considera metas e indicadores 

Para que una meta global sea escalable, es necesario establecer pequeños logros a conquistar para cada uno de los equipos: recursos humanos, ventas, administración, etc. 

Recuerda que deben ser desafiantes pero realistas, y que todos los colaboradores deberán tener  conocimiento de todas esas metas e indicadores, para conocer cuál es su función y responsabilidad individual. 

Planea la ejecución

Una vez que se sabe cuál es la posición de la empresa con respecto a sus metas, competidores y contexto y a dónde quiere llegar, es importante empezar a ejecutar la estrategia con base en un cronograma previamente establecido. 

Este plan de acción deberá documentar responsables y prioridades. Para ello es importante pensar en las acciones que harán una diferencia notable hacia el logro de los objetivos.

Brinda seguimiento y evaluación

Por último, pero no menos importante, se deberá establecer la periodicidad para presentar los resultados alcanzados e ir identificando la viabilidad de los mismos, y con ello ubicar si son alcanzables o no, o si requieren modificaciones.

En este punto también se deberá revisar y redefinir el análisis FODA, las metas y el plan de acción, porque el  mercado está en constante movimiento y es necesario ir adaptándose a él.

¿Quién realiza la planeación estratégica?

Para poder darle continuidad a esta estrategia es importante contar con una Oficina de Gestión de la Estrategia encargada de cerrar la brecha entre el planteamiento de los objetivos, y su ejecución y posterior consecución. 

La Oficina de Gestión de la Estrategia es un área que surgió como respuesta de las organizaciones ante la evidencia de que la planeación estratégica no pasaba de su etapa de planeación y, cuando se ejecutaba, se daba de forma aislada, lo que generaba una desconexión entre la estrategia de la organización, sus procesos, sistemas y el personal.

Es decir que la información no se interconectaba o incluso ni siquiera se recopilaba por lo que era imposible medir el cumplimiento de los objetivos. 

Como respuesta, esta oficina ayuda a las organizaciones a crear y gestionar el Balanced Scorecard; alinear todos los niveles de la organización; revisar, desarrollar y comunicar la estrategia; gestionar las iniciativas estratégicas e integrar las prioridades estratégicas con otras funciones de apoyo.

Si bien la planeación estratégica y su implementación está en manos de toda la organización, es importante contar con una entidad cuya prioridad sea mantener la alineación de todas las áreas alrededor de la estrategia, y hacer seguimiento a su ejecución para garantizar el éxito. 

Modelos de planeación estratégica

En el proceso de planeación estratégica existen herramientas de análisis que ayudan a organizar y aterrizar la tarea, siendo algunas de ellas:

Balanced Scorecard

También llamado Cuadro de Mando Integral, es una metodología de planeación estratégica que permite evaluar el funcionamiento de una organización a partir de cuatro perspectivas clave:

  • Financiera
  • Cliente
  • Procesos internos
  • Formación y crecimiento

Además organiza la planeación en términos de objetivos, indicadores e iniciativas. 

Mapa Estratégico

Es una herramienta visual, cuyo objetivo es comunicar la planeación estratégica de forma sencilla, a los miembros de una empresa, sin importar su jerarquía. 

El Mapa Estratégico es importante para el Balanced Scorecard, pero no es exclusivo de esa metodología. 

Análisis FODA

También conocido como el análisis SWOT por sus siglas en inglés, es una herramienta de análisis que considera las características internas de las empresas (debilidades y fortalezas) y los agentes externos (amenazas y oportunidades). 

A partir del análisis de sus 4 aspectos, permite conocer la situación real en la que se encuentra una organización y así ayuda a plantear la estrategia futura. 

Análisis de capacidades VRIO

Para elegir qué estrategia competitiva seguir es muy importante conocer las capacidades que tiene una organización.

El análisis VRIO  permite identificar con qué diferenciadores competir, cuáles es necesario desarrollar y cuáles son críticas.

VRIO, por sus siglas en inglés (Value, Rarity, Imitability, Organization), enlistan todos los recursos de una organización que son relevantes para competir en el mercado y se va puntuando hasta qué punto son de valor (V), raros (R), Inimitables (I) y anclados en la organización (O).

Análisis PEST

Por sus siglas en inglés, el  PEST pretende analizar el entorno industrial o empresarial de una organización a partir de los factores:

  • Político
  • Económics
  • Sociocultural
  • Tecnológico

Con el objetivo de determinar cómo ese entorno podría afectar a la organización. Usualmente el Análisis PEST se usa dentro de las características externas del Análisis DOFA.

Análisis de brechas (Gap Analysis)

Este modelo busca comparar dónde está una organización actualmente y a dónde pretende llegar, con el objetivo establecer cómo cerrar esta brecha.

Análisis Porter de las cinco fuerzas

Es un modelo estratégico que establece un marco para evaluar el nivel de competencia dentro de una industria, para así poder desarrollar una estrategia de negocio. 

Para este análisis se analizan cinco fuerzas que determinan la intensidad de la competencia y la rivalidad en la industria: 

  • Poder de negociación de los compradores o clientes.
  • Poder de negociación de los proveedores o vendedores.
  • Amenaza de nuevos competidores entrantes.
  • Amenaza de productos sustitutos.
  • Rivalidad entre competidores.

Dedicar tiempo a la realización del plan estratégico sin lugar a dudas te traerá beneficios a mediano plazo y te facilitará la ejecución, seguimiento y consecución de los objetivos. Además te permitirá medir las acciones individuales y tomar decisiones con base en ello, siempre con el enfoque de llevar a la empresas a sus metas y por ende al éxito. 

🚩 Recurso Extra: Plantilla descargable

Descarga esta hoja de cálculo que te servirá de plantilla para planificar tus presupuestos de RRHH:

👉 La planeación estratégica, la base para realizar los presupuestos de RH

Solicita una sesión de demo gratuita y te explicaremos cómo HolmesHR puede ayudarte en el establecimiento y seguimiento del plan estratégico en tu empresa.

Rotación de personal con un Software RRHH


Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.