Como en toda relación interpersonal, la laboral también requiere del establecimiento de reglas y especificaciones que regulen las actividades y el comportamiento de quienes la conforman.

La Ley Federal del Trabajo contempla un instrumento para ello: el Reglamento Interior de Trabajo (RIT), también conocido como Reglamento Interno de Trabajo.

A continuación haremos un repaso sobre son sus objetivos, qué dice la ley al respecto y tips para que puedes hacer el de tu empresa. 

¿Qué es el Reglamento Interno de Trabajo de una empresa?

El Reglamento Interior de Trabajo es un conjunto de reglas que se deben cumplir en un centro de trabajo, el cual debe incluir tanto las normas delimitadas para los colaboradores, como para los empleadores.

El Reglamento Interior de Trabajo es el conjunto de disposiciones obligatorias para trabajadores y patrones, en el desarrollo de los trabajos en una empresa o establecimiento.

Artículo 422 de la LFT

¿Cuál es el objetivo del reglamento laboral? 

El objetivo de un reglamento al interior de las empresas es mantener una relación laboral cordial, estructurada y ordenada que facilite las relaciones y el trabajo en equipo, evite malentendidos y por ende, procure la productividad y el logro de los objetivos de la empresa. 

🚩Recurso Extra: Ebook sobre Evaluación de Desempeño

ebook evaluación de desempeño

¿Qué información debe contener el reglamento interior?

Este documento enlista los acuerdos y reglas a seguir mientras se labora para una empresa, exceptuando las normas de orden técnico y administrativo para la ejecución de los trabajos.

Si bien cada reglamento interior es redactado en función de las actividades que se desarrollen, el giro de la empresa o el ámbito en el que esta se desempeñe, de acuerdo con el art. 423 de la LFT, el Reglamento Interno de Trabajo, debe incluir un mínimo de especificaciones que enlistamos a continuación.

  • Horas de entrada y salida, horario de comida y periodos de reposo durante la jornada.
  • Lugar y momento en que deben comenzar y terminar las jornadas de trabajo.
  • Días y horas fijados para hacer la limpieza de los establecimientos, maquinaria, útiles, etc.
  • Días y lugares de pago.
  • Normas para el uso de los asientos o sillas.
  • Normas para prevenir los riesgos de trabajo e instrucciones para prestar los primeros auxilios. 
  • Labores insalubres y peligrosas que no deben desempeñar los menores y medidas de protección para  las trabajadoras embarazadas.
  • Tiempo y forma en que los trabajadores deben someterse a los exámenes médicos, previos o periódicos, y a las medidas profilácticas que dicten las autoridades.
  • Permisos y licencias.
  • Disposiciones disciplinarias y procedimientos para su aplicación. Considerando que la suspensión, no podrá exceder de ocho días y que el trabajador tendrá derecho a ser escuchado, antes de que se aplique la sanción.

Adicionalmente deberá incluir las normas necesarias y convenientes de acuerdo con la naturaleza de cada empresa o establecimiento, para conseguir la mayor seguridad y regularidad en el desarrollo del trabajo.

Por ejemplo, puede comprender cláusulas de confiencialidad, especificaciones técnicas, políticas de trabajo flexible, cultura empresarial, código de vestimenta, relación con la competencia, entre otros. 

¿Por qué es importante contar con un reglamento interno?

En primer lugar, es importante contar con él porque así lo señala la Ley Federal de Trabajo, pero independientemente de ello, porque:

  • Da mayor claridad al personal acerca de su proceder dentro de la organización.
  • Regula las relaciones internas en las empresas.
  • Permite un mayor control sobre la organización.
  • Previene riesgos y procura un ambiente seguro. 
  • Evita posibles conflictos legales y laborales.  

¿Quién se encarga de realizarlo?

Tal y como lo señala el Art. 424 de la LFT, el reglamento se formulará por una comisión mixta de representantes de los trabajadores y del patrón.

¿Cómo se formaliza el RIT? 

Una vez formulado y estando ambas partes de acuerdo, cualquiera de ellas, dentro de los ocho días siguientes a su firma, lo depositará ante la Junta de Conciliación y Arbitraje 

El reglamento surtirá efectos a partir de la fecha de su depósito. Deberá imprimirse, repartirse entre los trabajadores y fijarse en los lugares más visibles del centro de trabajo.

Si buscas eficientar la gestión de tu plantilla y controlar algunos de los aspectos incluidos en el reglamento interno, en HolmesHR tenemos la solución: gestión de vacaciones y ausencias; control horario; gestor de activos y salas corporativas; comunicación interna y muchos otros, ¡todo en una misma plataforma!

Software de RRHH

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.