¿Tienes en cuenta las soft skills a la hora de formar un equipo? Potenciar las habilidades sociales y la inteligencia emocional de tus empleados puede aportarte grandes beneficios.  

El ámbito laboral no sólo se rige por las habilidades técnicas que un colaborador sea capaz de asumir. A menudo, debemos afrontar situaciones estresantes, donde el tiempo está en nuestra contra.

Por esta razón, es importante tener en cuenta la reacción de tu equipo ante las adversidades. Aspectos como la comunicación, la resiliencia o el trabajo en grupo jugarán un papel esencial para determinar el éxito o el fracaso de un proyecto.

¿Qué son las habilidades blandas?

Con el paso del tiempo, muchos trabajos que en su momento resultaban esenciales, han sido sustituidos por máquinas y programas informáticos. Gracias a esto, las personas pudimos dejar atrás ciertas tareas, para centrar nuestros esfuerzos en aquellos aspectos que requieren de habilidades sociales.

Las soft skills se pueden comprender como aquellas habilidades donde la persona debe aprender a manejar sus emociones, así como comprender las emociones ajenas, y actuar en consecuencia.

Estas habilidades, tal y como comprendemos la tecnología hoy, jamás podrían ser sustituidas por una máquina.   

ebook evaluación de desempeño

Soft skills: imprescindibles para los empleos del futuro

Como hemos mencionado ya, las máquinas acostumbran a ocuparse de aquellas funciones automatizadas que carecen del uso de habilidades blandas.  Sin embargo, no fue hasta 1995 que la inteligencia emocional se popularizó gracias a Daniel Goleman, Doctor en psicología por la Universidad de Harvard, y autor del bestseller “Inteligencia emocional”.

Desde entonces, la reputación de este concepto ha ido incrementando año tras año, encontrándose en el punto de mira del departamento de RR.HH.

Como dijo Daniel Goleman, «Años de estudios muestran que mientras más inteligencia emocional tenga una persona, mejor será su desempeño».

Entrepreneur corrobora estos hechos en su artículo “5 reasons why emotional intelligence is the future of work”, donde la tecnología, la búsqueda de un clima laboral más atractivo, o la relación de empleado y empleador, ponen de manifiesto la urgente necesidad de trabajar las soft skills.

Existen dos maneras esenciales en que las soft skills ejercerán influencia en el campo laboral del futuro:

  • Refuerzo de los trabajos existentes.
  • Desarrollo de nuevos puestos de trabajo.

A continuación, te explicamos dónde podremos ponerlas en práctica.

¿Para qué sirven las soft skills?

Dentro del ámbito laboral, las soft skills no acostumbran a trabajar de manera autónoma. Aunque no tiene por qué ser siempre así, la inteligencia emocional tiende a alinearse con las capacidades técnicas del colaborador.

Lo ideal es que ambas habilidades se integren, encontrando así un equilibrio entre el conocimiento técnico, y las necesidades que precise la situación social en cuestión.

Podemos encontrar dos situaciones clave donde resulta imprescindible poner en práctica las soft skills:

La relación con el cliente: Comprender los deseos e inquietudes de aquellos para quienes trabajas es fundamental. Entregar un encargo es importante, pero también lo es el trato que se le da al cliente, y actuar en función de su estado anímico.

  • Pacientes y consultas médicas: Uno de los ejemplos más significativos que podemos encontrar a la hora de utilizar la inteligencia emocional, es el trato a los pacientes, ya sea en urgencias hospitalarias, como consultas médicas. Es importante empatizar con ellos, generando vínculos para ayudarles en su recuperación, pero sin dejarnos llevar por nuestras emociones.

La relación con el trabajador: Un equipo de trabajo deberá enfrentarse a múltiples desafíos y proyectos. Aunque todos los miembros necesiten demostrar que son capaces de poner en práctica las habilidades técnicas que demanda su puesto, también deberán trabajar en equipo, liderar, o saber comunicarse debidamente.

Un método muy recomendado para trabajar la inteligencia emocional es la creación de un team building a través del cual podrás descubrir cómo tus colaboradores ponen en práctica sus soft skills.

¿Cuáles son las soft skills más importantes?

Aunque todas las habilidades blandas sean importantes, en el mundo laboral existen algunas que destacan por encima de otras.

En una entrevista para BBC Mundo, Goleman explicó que aquellas que ayuden a identificar y gestionar las emociones de uno mismo, así como las de otras personas, son esenciales para lograr el éxito empresarial.

Existen tres habilidades que cumplen con este cometido, y que él mismo señaló como las más importantes en este campo. Se trata de la empatía, determinación al logro e influencia.

1. Empatía

La empatía es la base que necesitamos para comprender a otros. Se trata de la humanización de aquellos con los que trabajamos, dejándolos de ver como simples números, para convertirlos en personas con sentimientos.

La empatía destaca en situaciones conflictivas, donde tenemos la oportunidad de comprender las emociones de otras personas, y ponernos en su lugar.  

Para desarrollarla, debemos escuchar a los demás, y hacernos preguntas como las siguientes:

  • ¿Necesita que alguien le apoye en su tarea?
  • ¿Cómo le hará sentir determinado comentario o acción?
  • ¿Qué puedo hacer para mejorar su situación?

2. Determinación al logro

La orientación al éxito es una soft skill que ayuda al colaborador a mantener un esfuerzo continuo para conseguir una serie de objetivos.

No se trata solamente del deseo de lograr algo, sino también de la capacidad de adaptación y resiliencia ante las adversidades. Hablamos, en resumidas cuentas, de no tirar la toalla, sin dejar de ser realistas.

Las personas con una gran orientación al éxito trabajan en las emociones negativas que, en otras personas, pueden llevarlas a rendirse.

El resentimiento, la culpa o el miedo deberán ser sustituidos por la empatía y el perdón, como también el autoconocimiento y el amor propio.

3. Influencia

La influencia es el poder de convicción que tiene una persona a la hora de querer compartir sus argumentos. Para ello, debe tener una gran capacidad de comunicación.

La persona que busca influir en la opinión de los demás, tendrá que conseguir que éstos comprendan aquello que quiere transmitir, de la manera más atractiva posible.

La influencia puede ser una herramienta muy útil para alcanzar objetivos.

¿Qué beneficios puede aportar a mis colaboradores?

A veces, puede resultar difícil medir la inteligencia emocional de tu equipo, en comparación con las hard skills.

A pesar de ello, podemos darte unos indicadores que, según Entrepreneur, se dan entre los colaboradores cuya organización aplica las soft skills.

A pesar de ello, según Enterpreneur, los empleados que trabajan para organizaciones donde se aplica la inteligencia emocional, se sienten más cuidados por sus empresas, reflejando los siguientes datos:

Es 10 veces más probable que recomiende tu empresa como un buen lugar de trabajo.

Es 7 veces más probable que se sienta integrados.

Es 4 veces más probable que no sufra de burnout.

Entre otros aspectos, también resalta la estabilidad laboral, como el compromiso hacia los objetivos de la empresa.

Otorga a tus colaboradores las herramientas que necesiten

Para promover el uso de la inteligencia emocional, no olvides que las herramientas que utilicen tus empleados pueden suponer un avance o un retroceso.

Establecer una comunicación interna fluida, facilitar que todos los miembros del equipo se conozcan, y establecer herramientas de organización serán el apoyo que tus colaboradores necesitarán para desarrollarse como profesionales.

Plataformas de gestión de RR.HH. como HolmesHR te ayudarán a alcanzar los objetivos de tu empresa, sin dejar a nadie atrás.

Compruébalo por ti mismo solicitando una demo, y descubre lo que Holmes puede hacer por tus colaboradores.

Rotación de personal con un Software RRHH

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.