¿Te has preguntado cómo impacta la salud física y mental de tus colaboradores en su rendimiento laboral?
Y tú, desde el departamento de RR.HH., qué acciones haces o planeas hacer para asegurar su bienestar?

De acuerdo con la OMS, la salud puede definirse como “una condición de completo bienestar”, que contempla aspectos sociales, mentales y físicos, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Aún antes de que el COVID19 inundara gran parte de nuestras vidas, diversos trastornos ya se presentaban (y afectaban) en las organizaciones. Hablamos de algunos como agotamiento crónico, ansiedad, baja autoestima, falta de confianza y estrés, que dicho sea de paso, en México afecta al 75% de los trabajadores.

Con la llegada del coronavirus este panorama empeoró enormemente, convirtiendo el cuidado de la salud integral en punto focal para las organizaciones.

La salud mental y su relación con el trabajo

El confinamiento generó cambios en los patrones de comportamiento en gran parte de la población. Sumado a ello, las preocupaciones por el bienestar financiero, social y familiar, o la perdida de empleo y los fallecimientos.

Hábitos como el deporte o las reuniones sociales se vieron disminuidas o canceladas, derivando en el deterioro de la salud física y mental.

De acuerdo con el IMSS, este tipo de padecimientos pueden traer consigo efectos que pueden resultar nocivos para el entorno organizacional, tales como:

Afectaciones conductuales

  • Disminución de la productividad
  • Errores
  • Absentismo
  • Trato brusco en las relaciones sociales
  • Adicciones

Afectaciones cognitivas

  • Dificultad de concentración
  • Confusión
  • Olvidos
  • Pensamiento menos efectivo
  • Reducción de la capacidad de solución de problemas
  • Reducción de la capacidad de aprendizaje

Salud mental, la gran olvidada

La salud mental es vista en muchas ocasiones como un tabú y no se le presta la atención que merece. Lo que en puede derivar en problemas físicos que intentamos solventar, ignorando el problema original.

Y si bien, las afecciones mentales tienen origen orgánico, es cierto que diversos factores psicosociales pueden detonarlas, de ahí la importancia de cuidar todos y cada uno de los aspectos que integran las vidas de las personas, siendo el laboral, uno de los más importantes al abarcar gran parte de su tiempo.

Muchos de los trastornos mentales empiezan a manifestarse a partir de los 14 años. Sin embargo, el 85% de los casos no son tratados.

Y para el ámbito laboral…llegó la NOM035

Por todo esto, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social estableció la NOM035, una normativa que busca garantizar el bienestar de los colaboradores.  

Y no solo la NOM 035, sino que este 2022 también se prepara la entrada en vigor de la NOM 037, la norma de salud y seguridad para los colaboradores que trabajan bajo la modalidad de teletrabajo.

De no ser tratados correctamente, podríamos encontrar consecuencias fatales para la empresa, como también para el trabajador:

  • Incremento de recurrir a la baja por enfermedad del 63% 
  • Posibilidad de acudir a un especialista u hospital del 23%
  • Descenso del 13% en la confianza del propio colaborador

Cuidar de la salud mental de los trabajadores es tan importante como cuidar de la salud física, pero a veces puede resultar difícil entender los factores que influyen en el bienestar de los que nos rodean, o cómo abordarlo. Por ello, a continuación encontrarás algunos consejos que esperamos que te sean de utilidad.

Ayuda a prevenir el deterioro de la salud de tus colaboradores 

¿Cómo ayudar en la medida de lo posible a preservar el bienestar de tu equipo?

La estabilidad física y mental del equipo

El burnout y la depresión pueden derivar en otros padecimientos más graves.

Un colaborador debe velar por su salud, entre otras cosas, para poder trabajar en buenas condiciones. De la misma manera, un líder debe estar en plenas facultades para poder promoverlo.

Existen ciertos hábitos que puedes compartir con tu equipo, que ayudarán a relajar la posible tensión que provoca el aislamiento.  Es conveniente que tú también te involucres y lleves a cabo estos consejos:

  • Identifica emociones: sé consciente de lo que sientes y no trates de oprimir tus emociones. De otra manera, este problema puede manifestarse de manera negativa en tu comportamiento con los demás, o tu bienestar físico y emocional.
  • Canaliza los sentimientos: Comparte tus emociones cuando sea necesario y acude a un especialista si lo ves necesario.
  • Establece rutinas: Mantén horarios fijos que te permitan realizar tareas de manera organizada y pausada. Tratar de hacer muchas tareas al mismo tiempo puede resultar frustrante y agotador.
  • Exprésate a través de medios no convencionales: A través de la pintura, la escritura o el deporte podemos encontrar nuevos métodos de comunicación donde expresar todo lo que sentimos. Podemos compartirlo con los demás, o hacerlo de manera individual.

Gestiona la percepción de la realidad

La manera en que decidimos gestionar la información puede determinar los ojos con los que miramos al mundo. Por ello, es tan importante tratar de encontrar una perspectiva realista, pero que no dañe la salud de los colaboradores.

Existen ejercicios que permiten reducir la sensación de estrés. A continuación, te mostramos algunos de los hábitos que recomienda el Doctor Emiliano Villavicencio, especialista en psicología de La Salle:

  • Dedicar tiempo a la lectura: El hábito de la lectura aporta grandes beneficios en situaciones de crisis. Todo esto radica en los mecanismos de pensamiento que adoptamos al leer, ya que nos ayuda en el desarrollo de procesos reflexivos y analíticos con respecto a lo que vivimos.
  • Leer, pero con pensamiento crítico: Además de la lectura, esta debe hacerse con cautela, ya que no todas las fuentes están contrastadas, y podemos encontrar fake news.
  • Ligado con estos dos puntos anteriores, se encuentra el peligro de la saturación de información, que puede comportar estrés y ansiedad. Por ello, es necesario encontrar momentos de relax y desconexión.

Utiliza herramientas de apoyo

Gestionar la salud de los trabajadores puede ser una tarea difícil en tiempos de pandemia, sobre todo cuando tratamos su estabilidad mental. Recuerda que la prevención es un factor decisivo para combatirla.  

Por esta razón, te recomendamos hacer uso de herramientas que te permitan establecer una comunicación fluida.

Si quieres conocer la mejor manera de gestionar equipos, te invitamos a hacer una demo de nuestra plataforma, de manera totalmente gratuita.

Descarga gratis el ebook sobre Nuevos Retos en la gestión de RRHH

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.