En nuestro artículo Liderazgo empresarial: todo lo que debes saber para alcanzar el éxito te compartimos la definición,  importancia, características, modelos y nuevos estilos del denominado liderazgo empresarial. Entre los nuevos tipos, destaca el liderazgo transaccional.

A continuación te contamos a detalle la definición, ventajas y desventajas de esta alternativa al liderazgo tradicional.

¿Qué es el liderazgo transaccional?

El liderazgo transaccional es una estrategia de la dirección de equipos basada en la mejora de los resultados mediante la implantación de incentivos para los trabajadores.

Estos incentivos pueden ser positivos, tales como recompensas económicas, o negativos, como sanciones. Su fin es premiar a quienes han logrado sus objetivos y hacer un llamado de atención a quienes no tienen el nivel de productividad deseado.

Este estilo pretende brindar mayor autonomía a los colaboradores, y que el lider supervise los resultados, una vez que las actividades hayan sido completadas.

¿Dónde surgió este concepto?

El liderazgo transaccional siempre ha estado presente en los entornos laborales, sin embargo fue hasta 1978 cuando James MacGregor Burns habló sobre las características del liderazgo transformacional y liderazgo transaccional.

Diferencias entre liderazgo transaccional y transformacional

Líder transaccional

El líder transaccional tiene un rol más pasivo en lo que respecta a la gestión diaria de los equipos yestá preocupado por fomentar el interés de superación en sus empleado.

Puede percibirse fácilmente en estructuras con procesos bien establecidos e incluso rutinarios, en donde existe el riesgo de caer en el conformismo y la falta de interés por esforzarse para mejorar su rendimiento.

Entre las principales características del líder transaccional destacan la racionalidad, la ecuanimidad y la capacidad para delegar y motivar a su equipo, así como su enfoque en los resultados.

Liderazgo transformacional

Mientras que el liderazgo transformacional es proactivo, pretende fomentar el cambio, la innovación, la creatividad y cambiar la forma en que los colaboradores realizan sus tareas con base en los valores y criterios de la empresa.

Este estilo de liderazgo tiene lugar cuando los líderes y colaboradores acuerdan trabajar juntos y avanzar en conjunto.

En este, el rol del líder es el de influir, guiar y dirigir a los miembros para que, de forma voluntaria, conseguir los objetivos de negocio.

Ventajas del liderazgo transaccional

El liderazgo transaccional bien implementado puede significar diversos beneficios para las empresas, tales como:

• Mejora de los resultados

Una vez que los colaboradores se adaptan a los criterios y forma de trabajar del líder transaccional, su desempeño mejora y de igual forma sus resultados a mediano y largo plazo.

El sistema de incentivos provoca que los colaboradores más competitivos y ambiciosos, en el mejor sentido de estos conceptos, se motiven a mejorar su retribución o condiciones laborales.

• Beneficia la motivación

Conocer las metas y las retribuciones derivadas de su cumplimiento (o de su incumplimiento) es una gran forma de mantener a los colaboradores interesados, involucrados y motivados.

• Incrementa la eficacia de la gestión

El líder transaccional apunta hacia una gestión eficiente, pragmática y en la que se brinde mayor independencia al colaborador, lo que le permite dedicar más tiempo a otras tareas de mayor impacto y valor para la empresa.

Desventajas del liderazgo transaccional

Cuando la aplicación de este estilo de liderazgo no es la correcta puede omitir el contacto personal y humano con los colaboradores, además de otras desventajas que se le han asociado como:

• Exceso de presión

Mientras que los incentivos pueden ser un estímulo poderoso, también puede significar estrés y una excesiva presión. Una mala implementación de esta, en lo que respecta al establecimiento de objetivos realistas, puede provocar ansiedad, depresión o incluso tener efectos físicos.

• Trato impersonal

Estar centrados en los resultados, no tiene porque significar dejar de lado las relaciones humanas y el interés que pueda tener el líder, con respecto al bienestar personal de sus colaboradores. Aunque puede llegar a provocar relaciones impersonales, siempre es bueno tratar de buscar el equilibrio. 

• Menor sentido de pertenencia

Con un enfoque tan centrado en los resultados y el trato poco personal, quizá puede quedar de lado el desarrollo de un sentido de pertenencia con respecto a la empresa, a su cultura y el equipo.  

Como sabemos, este sentimiento de lejanía puede desembocar en efecto como un algo índice de rotación y todo el impacto que esto genera.

Especial atención en evaluar el desempeño

En este estilo de liderazgo, la evaluación del desempeño representa una herramienta fundamental para realizar un seguimiento exhaustivo de las variables que interfieren en el rendimiento laboral, permitiendo identificar al talento clave, los eslabones débiles, sustentar el feedback y tomar decisiones.

En HolmesHR creemos que cualquier tipo de data que obtengamos de los colaboradores, ya sea demográfica o sobre sus intereses u opiniones puede ayudarte a afinar tus estrategias, mejorar sus resultados e impactar positivamente al desempeño y logro de objetivos.

People Analytics

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.