Cada vez es más común escuchar o leer que la nueva generación de colaboradores busca que su propósito personal empate con el de la organización que los emplea.

Esto coincide con algunas características de los empleados más jóvenes, sobre sus intereses en temas sociales y éticos, y la búsqueda de empresas que se manejen en congruencia con sus valores.

Por esta razón, en este artículo te mostraremos qué es el propósito de una organización, cuál es su importancia y cómo puedes crearlo. 

¿Qué es el propósito de una empresa?

El propósito de una empresa es su razón de existir, resuelve por qué inició, cuál es su cultura y estrategias. Si fuera una persona, podríamos decir que es aquello en lo que creen y cómo lo persigue.

Es en aquello en lo que se sustenta la misión y la visión

Porque aunque podría parecer confusa la definición de estos conceptos, debemos comprender que, mientras el propósito establece por qué existe una empresa, la misión señala qué es lo que hace como una propuesta hacia la sociedad y la visión, dicta qué espera en el futuro para concretar su propósito.

Ejemplo de propósito, misión y visión 

  • Propósito: “Lograr que las personas accedan a educación superior de calidad, sin importar sus limitaciones geográficas o generacionales”
  • Misión: “Llevar programas educativos de nivel superior, a través del uso de la tecnología”
  • Visión: “Ser la universidad en línea líder en Latinoamérica, con el mejor costo-beneficio para sus estudiantes”

¿Por qué es relevante establecer el propósito de una empresa?

Establecer el propósito de una empresa es importante porque, además de definir su rumbo y ser la base en la cuál se cimenta la misión, la visión y los valores, influye en la percepción sobre ella, tanto al interior como al exterior, impactando en la atracción y retención del talento Y porque además permite:

  • Fomentar la colaboración y pertenencia, a través del seguimiento de un objetivo en común.
  • Dejar de manifiesto los temas sociales afines. 
  • Influir en la cultura organizacional y en el employee branding
  • Establecer directrices y prácticas compartidas.
  • Fundamentar la ejecución y procedimientos de estrategias de todas las áreas.
«Las compañías necesitan replantar y conectar muy bien su estrategia con su propósito y entender para qué trabaja, qué es lo que quiere lograr y cómo conecta con tu departamento y con tu trabajo. De tal manera que tú sientas que el trabajo que estás llevando a cabo todos los días, temprano, durante muchas horas y con mucho esfuerzo…tiene un impacto y tiene una razón de ser.

Muchas compañías se olvidan de esto y simplemente te dicen «te ofrezco un trabajo» y no «te ofrezco una oportunidad de cambiar al mundo.»
Rogelio Salcedo, Partner and General Manager at Olivia Consultoría

.

Es decir que, aquellas empresas que logran conectar profundamente su propósito con el de los colaboradores, desarrollarán un interés y pasión genuinos, que harán que las personas realmente deseen ser partícipes del éxito organizacional.

¿Cómo definir el propósito de una empresa?

Reflexiona acerca de tu negocio 

Ya sea que tu empresa recién comience o que ya esté consolidada, vale la pena que representantes de diversas áreas y niveles, se tomen un momento para pensar cuál es su verdadera y más profunda razón de ser.

Investiga un poco sobre la competencia

Investigar a empresas con una actividad económica o públicos similares en este caso, únicamente tiene el objetivo de conocer el tono, tipo de palabras o conceptos que utilizan para describirse y así evitar repetirlos y conocer qué los diferencia y qué pueden destacar. 

Define cuál es su razón de ser

Una vez que han reflexionado, investigado y determinado lo que quieren transmitir, traten de plasmarlo respondiendo preguntas como:

  • ¿Qué es lo que se pretendía al iniciar el negocio?
  • ¿Qué es lo que quería lograr o a qué propósito quería colaborar?
  • ¿Por qué se dedica a esos productos y consumidores, y no a otros?
  • ¿Cuál es el resultado que esperaba obtener? *Dejen de lado los beneficios económicos.

Redacta el propósito

Al redactar, consideren hacerlo de forma tal que provoque emociones en quienes lo lean a tal punto que los colaboradores actuales o futuros quieran ser parte del equipo y que incluso los clientes elijan a la empresa porque coinciden con su forma de ver la vida.

También asegúrate de que sea lo suficientemente descriptivo para entender a qué se dedica tu empresa.

Aunque no hay un límite establecido en cuanto a la longitud de éste, lo recomendable es que pueda ser recordada y comprendida rápidamente.

En conclusión…

La razón de ser de tu empresa debe garantizar la parte humana y una labor e interés mucho más allá que únicamente económico con lo que las personas SÍ puedan conectar. Así que pon manos a la obra y emprende un viaje de reflexión, sensibilización y conexión que te permita definir el propósito de tu organización.  

¡No te preocupes! De la parte administrativa, nos encargamos nosotros 👇

NOM-035

Disclaimer: la información contenida en el presente sitio web no constituye asesoramiento legal de ningún tipo por parte de DGNET Ltd (HolmesHR). Este artículo no puede ser considerado como un consejo o recomendación legal. Si desea asesoramiento legal específico sobre los temas tratados en el presente documento, deberá consultar a un abogado.